Descripción del abordaje EMDR

El abordaje EMDR –cuyas siglas en español significan Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares y que procede de sus acrónimos ingleses (Eye Movement Desensibilization and Reprocessing), cuya autora Francine Shapiro, lo descubrió de una forma casual en 1987, es un abordaje psicoterapéutico, que trabaja sobre el propio sistema de procesamiento del paciente, que es un sistema intrínseco propio y que por diversos motivos (muertes, abusos psicológicos, emocionales, físicos, separaciones, otro tipo de problemas, u otros factores que acontecen en la vida del paciente), se bloquea provocando síntomas tales como miedo, angustia, tristeza, dolor, baja autoestima, creencias del tipo “No valgo”, “soy tonto”, “estoy dañado para siempre”, “no puedo expresar mis emociones con seguridad”, etc. ). Estos hechos, al no ser tratados, a veces tras un evento como una separación, abandono, el diagnóstico de una enfermedad grave etc., cronifican esos síntomas llegando a configurar un trastorno (depresión, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno límite de personalidad, trastorno bipolar, adicciones, etc.) Este abordaje también está recomendado en el tratamiento de las dificultades emocionales causadas por experiencias difíciles en la vida del sujeto, desde fobias, ataques de pánico, muerte traumática y duelos o incidentes traumáticos en la infancia hasta accidentes y desastres naturales. También se usa EMDR para aliviar la angustia y/o la fobia de hablar en público, para mejorar el rendimiento en el trabajo, en los deportes y en las interpretaciones artísticas.

EMDR como método puede ser integrado con el resto de abordajes, ya que todos trabajamos sobre la historia del paciente, lo que cambia es el foco. Unos trabajan sobre el sistema familiar, otros sobre la conducta, otros sobre el significado. Para muchos pacientes EMDR resulta de mayor ayuda para sus problemas que otras terapias convencionales.

Estamos frente a la salida de metro Ibiza
y conectados también por los autobuses EMT líneas 20 y 152.

Menú